Un lugar perfecto para la carne